De cómo convertir el Quijote en alambrada de apartheid educativo

apartheid soneto avelino_araujo

(A vueltas con las evaluaciones externas en la Comunidad de Madrid)

Evaluar la competencia lectora en 3º ESO con un texto del Quijote es, además de un despropósito, un grave agravio comparativo para el alumnado inmigrante.

Sin duda alguna, los centros que tengan escolarizados a más estudiantes cuya primera lengua no es la lengua de Cervantes, sacarán peores notas.

Luego la Comunidad (de Madrid) publicará unos rankings de centros que “certificarán objetivamente” la calidad de los mismos. Los centros con buenas notas serán los buenos. Los centros con malas notas serán los malos.

A los malos se les propondrá como plan de mejora que dediquen más horas (incluso las de tutoría) a la preparación de la prueba: morfosintaxis por un tubo y, quizás, más horas de Quijote. (Y como andamos de efemérides, quizá de Góngora y Quevedo, por si caen el año próximo).

La clasificación de los centros será publicada a bombo y platillo por la Consejería de Educación aduciendo la necesaria transparencia y rendición de cuentas de sus docentes.

Como los centros que estén muy arriba en el ranking serán muy demandados, dichos centros podrán seleccionar a su alumnado dando, por ejemplo, un punto adicional en los baremos de admisión a quienes sacaron buenas notas en la evaluación externa precedente.
La composición social de los centros se polarizará más y más y tendremos una sociedad cada vez más fracturada e injusta, pues segrega a su alumnado y ofrece más oportunidades a quienes más tienen.
La ciudadanía -alumnado, profesorado y familias- no verán escapatoria a este perverso bucle de competitividad e individualismo, pues desafiar las instrucciones de arriba hace temer severas represalias.

¿Alguien se cree de verdad que la calidad de la educación de un centro depende de que se conteste con más o menos pericia a unas preguntas sobre un texto del siglo XVII y se analice sintácticamente una oración?
Pobre Don Quijote, él si comprometido con ayudar a los menesterosos y socorrer a quienes consideraba víctima de injusticias. Si supieran que quieren convertirlo en alambrada que separa a los afortunados de los infortunados…
Y pobres estudiantes nuestros, que anteayer leían con estupor un texto indescifrable, dicen que bellísimo, pero lleno de palabras que dejaron de usarse hace más de 300 años.

 

2 pensamientos en “De cómo convertir el Quijote en alambrada de apartheid educativo

  1. Margalida Amengual

    Por un pacto educativo, conjunto, consunsuado, sostenible, integrador y respetuoso. Suena tan grandilocuente y en realidad seria tan fácil con un poco de voluntad política!
    Exijamos YA!

    Responder
  2. Esteban

    Deben parar esto rápidamente por el prejuicio que hace a los Españoles maS débiles, mejor dicho a la clase obrera y con menos poder edquisitivo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *