Denunciamos

Sigamos denunciando las agresiones a la educación pública y al derecho mismo a la educación (reducción de becas, subida de tasas, masificación de las aulas, currículos LOMCE, cierre de bibliotecas, de escuelas de adultos, de escuelas rurales, de centros de formación del profesorado, etc.). Y denunciemos también la represión contra quienes se plantan y resisten (apertura de expedientes a profesorado, detenciones de estudiantes, descalificación de las AMPAS, etc.).

Si la quitan de las aulas…

12294966_10205335437001163_1935532195_o¿En qué consistía aquello acerca de lo que se dedicaban a reflexionar los que disfrutaban del ocio en la Antigua Grecia?; ¿Qué es eso que siempre ha sido considerado como “lo desinteresado”?; ¿Por qué iba alguien a dedicar su tiempo a estudiar eso de la Verdad, la Justicia y la Belleza? ¿Qué provecho podría sacar de ello, qué beneficio?

Desde hace unos años atrás, y más concretamente desde la redacción de la LOMCE, venimos encontrándonos en un paradigma sociopolítico en el que los estudios de las humanidades han ido siendo cada vez más perjudicados y ninguneados. La educación, sin duda algo tan básico e imprescindible, está transformándose cada vez más en algo a lo que sólo pueden tener acceso las minorías, esas minorías dotadas de una mayor riqueza y elitismo económico. Sigue leyendo

¿Una FP Básica de Actividades domésticas?

CON CUIDADO

“El Ministerio se plantea crear una FP Básica de amas de casa”. Con este titular El Periódico de Aragón rescataba la semana pasada la noticia de que el Ministerio de Educación pretende impulsar una Formación Profesional Básica de Actividades domésticas y limpieza de edificios (Boletín Oficial del Estado del sábado 29 de agosto, pág. 76773). La competencia general del título “consiste en realizar actividades domésticas de limpieza, cocina, cuidado de ropa y apoyo a personas en el ámbito doméstico, así como realizar operaciones básicas de limpieza en edificios, oficinas y locales comerciales” y tendrá una duración de 2000 horas.

La reacción en las redes ha sido de estupefacción y mofa, no ajena al hecho de que esta propuesta suceda a la de instaurar un título de Formación Profesional Básica en Tauromaquia. La diferencia estriba en que, si bien en este último caso ha sido fácil encontrar críticas argumentadas, en el que nos ocupa la noticia se ha replicado en los medios y en redes sin apenas comentario añadido.

¿Por qué no aplaudir la inciativa de cualificar profesionalmente los cuidados y el trabajo doméstico, lo que tal vez redunde en un mayor reconocimiento social y económico de estas actividades? El hecho de profesionalizar, aunque sea en un nivel básico, los trabajos domésticos, les da visibilidad en el mundo del empleo y permite a jóvenes que están bastante desenganchados de la educación tener una cualificación reconocida. Al mismo tiempo, obliga a hacer explícitos los conocimientos necesarios para hacer el trabajo doméstico. ¿Por qué, pese a todo ello, la noticia nos generaba tantas reservas?

Antes de seguir adelante quizá convenga hacer una doble reflexión. La primera, relativa a la Formación Profesional Básica. Uno de los aspectos más controvertidos de la LOMCE es su carácter segregador. La LOMCE rompe el carácter comprensivo de la educación obligatoria no solo desdoblando el cuarto curso en dos itinerarios incomunicados entre sí que desembocan en dos reválidas diferenciadas, sino que además aparta tempranamente al alumnado con especiales dificultades de aprendizaje a un itinerario desde el que no es posible la adquisición del título de Graduado en Secundaria. Es a ese itinerario al que ahora el Ministerio pretende relegar un aprendizaje irrenunciable e imprescindible en la formación de todas las personas, aunque tradicionalmente invisibilizado y menospreciado por cuanto ha corrido de cuenta de las mujeres. Con esta fórmula se produce un doble desprecio: a los contenidos del ciclo y a sus destinatarios. Sigue leyendo

Tauromaquia en las aulas: la última aberración del MEC

El Roto tauromaquia2La pasada semana saltó a la prensa que el MEC ha preparado un anteproyecto de decreto por el cual se creará un nuevo título de Formación Profesional Básica en Tauromaquia y Actividades Auxiliares Ganaderas. Podría pensarse que se trata de una broma de dudoso ingenio si no fuera porque de este agónico gobierno, lanzado a una frenética actividad legislativa póstuma, puede esperarse cualquier cosa. No es una broma, es un síntoma más de un ejecutivo que parece haber perdido el sentido de la realidad, además de el del ridículo.
Llama la atención en esta estrambótica iniciativa, algo que revela la mala conciencia del legislador: en lugar de plantear abierta y explícitamente un título de matador, banderillero y picador de novillos, se disimula la entronización académica del saber taurino asociándolo a unas ‘actividades auxiliares ganaderas’, básicamente una preparación para el pastoreo, una actividad productiva indudablemente profesional y que como todas ellas experimenta un desarrollo tecnológico que justifica que forme parte de la enseñanza reglada.
Que pretende el MEC metiendo en el mismo saco profesional a un cuidador de novillos y a un matador de novillos? Es como si la carrera de Medicina tuviera una asignatura de ajusticiamiento de reos? Quizá también aparece aquí esa rancia concepción esencialista de la Fiesta Nacional, según la cual los toros de lidia existen para ser … lidiados. El único sentido de esta medida es legitimar el mundo taurino y proporcionarle una vía de financiación a costa de los impuestos de todos. Las argumentaciones alegadas por el MEC sobre el fomento del empleo que genera la tauromaquia muestran una total inanidad. Un sector que da trabajo oficialmente, empleando unas estadísticas enormemente hinchadas, a diez mil personas, que en realidad no son más de mil, como explica el excelente y conciso informe de julio de 2015 elaborado por la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y el Maltrato Animal (AVATMA).
Se crea un título de FP para un colectivo de mil personas, y de un sector que, pese todos los balones de oxígeno que le suministran las administraciones públicas, se halla en un proceso agónico. Ecologistas en Acción mantiene una posición rotunda contra el maltrato animal y apuesta, como un elemento civilizatorio más, por un futuro de integración amable – progresiva y sensata – de los humanos con el resto de seres vivos. Por ello está en contra de la Tauromaquia y en general de todas aquellas manifestaciones culturales en que la tortura o la muerte de un animal es motivo de gozo. Y por ello, proclamamos nuestra absoluta oposición a este ingreso en la enseñanza oficial del Estado español de las artes y técnica para someter a vejación, suplicio y muerte a un animal, e impulsaremos o participaremos en las diversas acciones encaminadas a impedir que llegue a aprobarse esta malhadada situación.