Denunciamos

Sigamos denunciando las agresiones a la educación pública y al derecho mismo a la educación (reducción de becas, subida de tasas, masificación de las aulas, currículos LOMCE, cierre de bibliotecas, de escuelas de adultos, de escuelas rurales, de centros de formación del profesorado, etc.). Y denunciemos también la represión contra quienes se plantan y resisten (apertura de expedientes a profesorado, detenciones de estudiantes, descalificación de las AMPAS, etc.).

Polétika educación

Propuestas sobre Educación en los programas electorales

¿Quién se lee los programas de los partidos políticos? ¿Qué dicen -negro sobre blanco- sobre Educación? La Educación que nos Une ha colaborado con la inciativa Polética.org junto a más de 500 organizaciones para valorar el grado de compromiso de los diferentes partidos con la erradicación de la pobreza, la lucha contra la desigualdad y la apuesta por la sostenibilidad.

Nuestro cometido ha consistido en analizar el programa educativo de cada uno de los partidos centrándonos en tres aspectos:

  1. Paralización y derogación de la LOMCE (en tanto que ley absolutamente segregadora y que apuesta por un modelo mercantilista de educación) y apertura de un proceso de diálogo social y político que desemboque en un pacto de estado sin intromisiones de los poderes fácticos.

  1. Derecho a la educación pública, laica y gratuita a partir de 0 años, con integración absoluta de todas las etapas y especialidades.

  1. Calidad en educación entendida como equidad, lo que conlleva un aumento de la inversión, reducción de ratios, mejora en la formación del profesorado, etc.

1. ¿Qué partidos, en caso de gobernar, derogarían la LOMCE? ¿Cuáles no?

  • PSOE, Podemos, Unidad Popular y UPyD apoyan la derogación de la LOMCE y la apertura de un proceso de debate para lograr una nueva ley desde el consenso.
  • C’s no menciona la LOMCE aunque sí aboga por un Pacto Nacional por la Educación sin detallar quiénes participarían.

  • PP manifiesta su apoyo a la LOMCE.

Polétika 2

 

  1. Derecho a la educación pública, laica y gratuita a partir de 0 años, con integración absoluta de todas las etapas y especialidades. ¿Qué dicen al respecto los diferentes partidos?

  • Unidad Popular se compromete a una supresión progresiva de la concertada. Podemos, PSOE y C’s mantendrían esta vía educativa. El PP no hace mención al respecto.

  • Estos cuatro partidos, junto con UPyD apuestan por la escuela laica. El PP no se pronuncia.

  • Unidad Popular y Podemos concretan más su apoyo a una red pública y gratuita de Educación Infantil de 0 a 6 años así como la recuperación de la democracia en los centros. El PP no menciona la Educación Infantil.

  • Unidad Popular precisa un aumento de becas en todas las etapas mientras que Podemos y PSOE no concretan en cuáles. UPyD las reserva solo al alumnado con mejores resultados. C’s plantea becas de excelencia universitarias al estudiante y a la Universidad. El PP no concreta nada sobre becas.

 

  1. Calidad en educación entendida como equidad, con aumento de la inversión, reducción de ratios y mejora en la formación del profesorado.

  • PSOE, Podemos y Unidad Popular proponen una disminución de ratios y un aumento en la inversión en educación al 7% PIB en diversos plazos (el PSOE sin concretar). C’s y el PP no dicen nada sobre ratios.

  • C’s recomienda inversión al 3% en Educación Superior pero lo presenta como algo difícilmente alcanzable.

  • UPyD y PP plantean aumentos en inversión pero sin definir cantidades ni plazos.

  • PSOE, Podemos y Unidad Popular trasladan mejoras en formación y tan solo Unidad Popular habla de restablecer los Centros de Formación del Profesorado y restituir los Equipos de Orientación. C’s propone un modelo similar al MIR como novedad esencial en formación inicial del profesorado. UpyD y PP no realizan ninguna propuesta en estos dos asuntos.

El Libro Blanco de Marina y sus referentes “pedagógicos”: McKinsey & Co.

PrivatePara revestirlo de una autoridad incontestable, el Libro Blanco de José Antonio Marina está plagado de citas bibliográficas, de artículos con títulos extranjeros, que aportan un aire de infalibilidad técnica y académica a sus propuestas. Convendría por tanto aclarar que no hay informes de ideología neutra y que, en el caso de este libro, la mayoría de ellos transita en corrientes de un pensamiento neoliberal poco disimulado.

Veinte veces menciona el Libro Blanco la consultora estadounidense McKinsey & Co. Que esta consultora trabaje indistintamente en el campo del armamento, la sanidad o la educación debería hacernos entender que el desarrollo de sus encargos no tiene por qué contemplar la autoexigencia de la ética. Como convencido exponente del entramado neoliberal, Mckinsey responde al dictamen de sus leyes: trabajar para quien paga y, por supuesto, a beneficio de quien lo hace.

Así se entienden los esfuerzos extraordinarios que empleó para impedir la universalización de la asistencia sanitaria en EE UU, su protagonismo en la privatización del ferrocarril en Inglaterra o las recomendaciones de llevar a cabo recortes brutales en la sanidad de este mismo país. Tras estas operaciones, clientes privados tienen parte de su trabajo resuelto para transformar en negocio de unos pocos los derechos de todos. Así pues, lo mínimo que le podemos conceder a McKinsey es su concienzuda voluntad de invadir nuestros centros públicos de todas esas reglas que el mercado tiene para competir sin necesidad de considerar la igualdad, la cooperación, la sostenibilidad o la defensa de los Derechos Humanos como figuras obligadas en sus ecuaciones finales. Al fin y al cabo, más que necesitarlas, la rentabilidad económica exige que queden al margen. Sigue leyendo

LIBRO BLANCO DE LA PROFESIÓN DOCENTE. ¿DE QUÉ HABLAMOS?

La educación ha vuelto a pasar al primer plano de la actualidad mediática con la difusión que se está dando a las propuestas del Libro Blanco de la Profesión Docente, encargado por el actual ministro de educación al filósofo José Antonio Marina. Nos parece que hay diversas cuestiones en ello con las que no estamos de acuerdo y creemos que hay que denunciar.

Nos parece que los problemas del sistema educativo hoy se han de afrontar de otra manera. No se precisan salvadores expertos que, desde su posesión de la verdad, nos quieran salvar a todos, sino la participación de todos los implicados en nuestra propia salvación. Esperamos desde hace años la posibilidad de que se abra un debate colectivo, sereno y calmado, sobre el tema de la educación y del profesorado en nuestro país. Lo que se hace es puro electoralismo.

No se puede hablar del perfil del docente que se necesita hoy sin tener en cuenta qué modelo de educación y de persona queremos y para qué sociedad. Si es para crear ciudadanos dóciles y sumisos necesitaremos un profesorado acrítico que sea obediente a lo que le mandan, como ahora sucede. Si queremos ciudadanos protagonistas de su vida, justos, igualitarios, libres, solidarios, participativos y críticos, necesitamos un profesorado bien formado, apasionado con la educación, crítico, libre, justo, solidario, comprometido ética y políticamente con la escuela pública (la única que garantiza el derecho de todos a la educación) y la construcción de una sociedad con mayor equidad y justicia social. Por eso necesitamos otras propuesta en otra dirección. Sigue leyendo