Movimientos de Renovación Pedagógica

imagen para laeducaionquenosuneLos Movimientos de Renovación Pedagógica, presentes en nuestra sociedad desde los años 60 del siglo pasado, plantean un nuevo modelo educativo inmerso en proyectos culturales y comunitarios alternativos.

 Desde este concepto de Renovación Pedagógica como alternativa educativa global, podemos confluir con otros grupos diferentes a los MRP, tanto procedentes de sectores educativos o socioeducativos como de otros movimientos sociales.

 Esta confluencia puede darse desde una doble vertiente: por un lado, la dimensión educativa de los problemas analizados por los diversos movimientos sociales, y por otro, la incorporación de la vertiente social a nuestras ideas y prácticas educativas. En uno y otro caso, el enfoque de la Renovación Pedagógica tiene como objetivo la transformación de la realidad social de la que forma parte la escuela. No todo puede ser asumido por los MRP , desde esta perspectiva se hace necesaria la confluencia con otros movimientos sociales que potencie este objetivo.

Consideramos una actividad prioritaria la apuesta por un modelo de Escuela Pública, como utopía posible. Proponemos una acción educativa liberadora en las prácticas pedagógicas cotidianas. Para ello creemos que son básicos en el profesorado los procesos de autoformación compartida. Hoy una de nuestras acciones se concretan en la participación y la colaboración en las plataformas ciudadanas que defiendan la Escuela Pública como garantía de equidad y cohesión social.

La Escuela pública debe ser democrática, universal y gratuita, promover la investigación y el desarrollo del pensamiento crítico y creativo, promover la construcción del conocimiento y la cultura en profesores y profesoras, alumnas y alumnos, concebirse con un espacio laico que no practica el adoctrinamiento y garantiza la libertad de conciencia y de expresión, estar implicada en su entorno social y natural para favorecer el aprendizaje activo y el desarrollo de valores vinculados a la ecología, el feminismo y la eco-economía, promover la gestión pacífica de los conflictos y abrir su espacio para que el entorno social próximo la haga suya.

Nuestra perspectiva no se limita al apoyo de reivindicaciones puntuales – aún sin rechazar esta posibilidad -, sino que se extiende a potenciar procesos de reflexión- acción que promuevan movimientos de base y reconstruyan el debate público y el protagonismo de la ciudadanía.